jueves, 23 de enero de 2014

FRANKENSTEINIANA - RENE AVILES FABILA


El señor Gerardo de la Torre fue arrollado por el tren de Cuernavaca. Como es costumbre, trató de pasar primero y no supo calcular la velocidad de la máquina. De su cuerpo despedazado, según informaron médicos del Banco Nacional de Reconstrucción Humana, sobreviven algunos dedos de la mano derecha, la pierna izquierda; y la nariz, hallada lejos del sitio del accidente, aún daba señales respiratorias. Estos órganos fueron conducidos a un refrigerador, en donde aguardan ser colocados en otros cuerpos.

APRENDED GEOMETRIA - FREDRIC BROWN


Henry miró el reloj, a las dos de la mañana cerró el libro desesperado. Seguramente lo suspenderían al día siguiente. Cuanto más estudiaba geometría, menos la comprendía. Había fracasado ya dos veces. Con seguridad lo echarían de la Universidad. Sólo un milagro podía salvarlo. Se enderezó. ¿Un milagro? ¿Por qué no? Siempre se había interesado por la magia. Tenía libros. Había encontrado instrucciones muy sencillas para llamar a los demonios y someterlos a su voluntad. Nunca había probado. Y aquel era el momento o nunca. Tomó de la estantería su mejor obra de magia negra. Era sencillo. Algunas fórmulas. Ponerse a cubierto en un pentágono. Llega el demonio, no puede hacernos nada y se obtiene lo que se desea. ¡El triunfo es vuestro!
     Despejó el piso retirando los muebles contra las paredes. Luego dibujó en el suelo, con tiza, el pentágono protector. Por fin pronunció los encantamientos. El demonio era verdaderamente horrible, pero Henry se armó de coraje.
     —Siempre he sido un inútil en geometría —comenzó
     —¡A quién se lo dices! —replicó el demonio, riendo burlonamente. Y cruzó, para devorarse a Henry, las líneas del hexágono que aquel idiota había dibujado en vez del pentágono.

domingo, 17 de noviembre de 2013

LA ANIQUILACIÓN DE LOS OGROS - LAL BEHARY DAY



LA ANIQUILACIÓN DE LOS OGROS
LAL BEHARY DAY

 La vida de una tribu entera de ogros puede estar concentrada en dos abejas. El secreto, sin embargo, fue revelado por un ogro a una princesa cautiva, que fingía temer que este no fuera inmortal. Los ogros no morimos, dijo el ogro para tranquilizarla. No somos inmortales, pero nuestra muerte depende de un secreto que ningún ser humano adivinará. Te lo revelaré, para que no sufras. Mira ese estanque: en su mayor profundidad, en el centro, hay un pilar de cristal, en cuya cima, bajo el agua, reposan dos abejas. Si un hombre puede sumergirse en las aguas y volver a la tierra con las abejas y darles libertad, todos los ogros moriremos. ¿Pero quién adivinará este secreto? No te apesadumbres; puedes considerarme inmortal.
           La princesa reveló el secreto al héroe. Este liberó a las abejas y todos los ogros murieron, cada uno en su palacio.

MICROBIOGRAFIA DE LAL BEHARY DAY



Lal Behari Dey nació el 18 de diciembre 1824 a una familia de casta banquero de los pobres en Sonapalasi cerca Bardhaman . Después de la educación primaria en la escuela del pueblo, que llegó a Calcuta con su padre y fue admitido al reverendo Alexander Duff Institución 's de la Asamblea General (en la actualidad [La Iglesia Collegiate School de Escocia], como uno de los primeros cinco niños ingresados ​​por Duff / Scottish Church Colegio ), donde estudió desde 1834 hasta 1844. Bajo la tutela de Alexander Duff abrazó formalmente el cristianismo el 2 de julio de 1843. En 1842, un año antes de su bautismo había publicado un folleto, la falsedad de la religión hindú , que había ganado un premio para el mejor ensayo de una sociedad cristiana local.
De 1855 a 1867 Dey fue un ministro misionero y de la Iglesia Libre de Escocia .
De 1867 a 1889 trabajó como profesor de Inglés en los colegios administrados por el Gobierno en Berhampore y Hooghly . Después de haber servido en varias iglesias en el mejor momento de su carrera, se unió a la escuela colegial Berhampore como director en 1867. Más tarde se convirtió en profesor de Filosofía Inglés y mental y moral en Hooghly Mohsin College de la Universidad de Calcuta y se quedó con él desde 1872 hasta 1888. Ser cristiano, pero pro-devota británico Raj , protestó contra toda discriminación practicada por la clase dominante contra los indígenas.
Conocido por su profundo conocimiento del idioma Inglés y la literatura, escribió dos libros en Inglés, Govinda Samanta (1874, más tarde llamado Bengala vida campesina ) y cuentos populares de Bengala (1883), ambos de los cuales fueron ampliamente aclamado. Como Bankim Chandra Chattopadhyay , Peary Chand Mitra y Dinabandhu Mitra , Lal Behari también se sentía muy apasionadamente por los pobres y oprimidos campesinos de Bengala. En 1874 su Govinda Samanta ganó el premio de 500 rupias que ofrece Baboo Joy Kissen Mookerjea de Uttarpara , uno de los más ilustrados zamindars en Bengala, a la mejor novela, escrita ya sea en bengalí o en Inglés, que ilustra la "vida social y doméstica de la población rural y las clases trabajadoras de Bengala ". Charles Darwin escribió una carta el 18 de abril 1881 a los editores que dicen,
Veo que el Día Lal Behari reverendo es Editor de la Revista de Bengala y me alegraré si lo dijeras de mi parte la cantidad de placer e instrucción I derivado de la lectura de hace unos años, esta novela, Govinda Samanta.
Aunque los escritos de Lal Behari eran en su mayoría en Inglés, editó una revista mensual bengalí, Arunaday (1857) y escribió un relato bengalí, Chandramukhee . También fue editor de tres revistas inglesas, reformador hindú (1861), Viernes Revisión (1866) y la Revista de Bengala (1872). Además de escribir en estas revistas, Lal Behari contribuyó también artículos a Calcutta Review y Hindu Patriot . Fue miembro de numerosas asociaciones como la Sociedad de Bethune y la Asociación de Ciencias Sociales de Bengala.
Fue nombrado miembro de la Universidad de Calcuta a partir de 1877.
Murió el 28 de octubre de 1892, en Calcuta.

viernes, 15 de noviembre de 2013

FICHA 342 - MAX AUB



FICHA 342
MAX AUB


Apellido y nombre del enfermo: Agrasot, Luisa.
Edad: 24 años. Natural de Veracruz, Veracruz.
Diagnóstico: Erupción cutánea de origen probablemente polibacilar.
Tratamiento: Dos millones de unidades de penicilina.
Resultado: Nulo.
Observaciones: Caso único. Recalcitrante. Sin precedentes.

          Desde el decimoquinto día me abrumó. El diagnóstico era clarísimo. Sin que cupiese duda alguna. Al fracasar la penicilina ensayé desesperadamente toda clase de otros remedios: no sabía por dónde salir. Me trajo de cabeza, de día y de noche, semanas y semanas, hasta que le administré una dosis de cianuro potásico.  La paciencia –aun con los pacientes– tiene un límite.

MICROBIOGRAFIA DE MAX AUB


Max Aub Mohrenwitz (París, 2 de junio de 1903 – Ciudad de México, 22 de julio de 1972) fue un escritor hispano-mexicano. En su momento poseyó las cuatro nacionalidades en este orden: alemana heredada de sus padres, francesa de nacimiento, española por naturalización de su padre (que se afincó en Valencia en 1914, siendo él menor de edad) y mexicana por iniciativa propia. Se exilió tras la Guerra Civil española

Su padre era de origen alemán y su madre francesa de origen judío alemán. Su padre nació en Baviera, y en 1898 ya viajaba por Europa y España como representante comercial. Provenía de una familia de hombres de leyes pero rompió con esa tradición. Tenía don de gentes y hablaba bien el español. En Sevilla trabajó para la casa Alaska, y tras la quiebra de ésta se estableció por cuenta propia como vendedor de bisutería fina para caballeros. Sus frecuentes viajes hicieron de su figura alguien casi siempre ausente.
La madre, aunque nacida en París, provenía de Sajonia por sus padres y pertenecía a la alta burguesía. Tenía aficiones artísticas e inclinación por las antigüedades. Max nació en París, en el número 3 de cité Trévise, y creció rodeado de mujeres: su madre, su hermana Magdalena y la criada. Pasaba los tres meses de verano en un pueblo rural, Montcornet. El ambiente cultural en que creció fue privilegiado y bilingüe: con su familia practicaba el alemán y, en la calle y colegio, el francés. Su educación en lo religioso fue agnóstica.

viernes, 16 de agosto de 2013

VENTANA SOBRE LAS PALABRAS - EDUARDO GALEANO


VENTANA SOBRE LAS PALABRAS
EDUARDO GALEANO

Magda recorta palabras de los diarios, palabras de todos los tamaños, y guarda en cajas. En cajas rojas guarda las palabras furiosas. En caja verde, las palabras amantes. En caja azul, las neutrales. En caja amarilla, las tristes. Y caja transparente guarda las palabras que tiene magia.
A veces, ella abre las cajas y las pone boca abajo sobre la mesa, para que las palabras se mezclen como quieren. Entonces, las palabras le cuentan lo que ocurre y le anuncian lo que ocurrirá.

miércoles, 14 de agosto de 2013

LOS ARRECIFES DE CORAL - HORACIO QUIROGA


Horacio Quiroga
 Los arrecifes de coral

Te había arrojado al mar; y en aquella noche de luna, tan propicia para los raudales de lágrimas, te ibas alejando de la orilla en el féretro en que había escondido tu cuerpo. 
          Avanzabas lentamente. Con el reloj en la mano, los minutos que iban tras de ti eran eternos, la medianoche estaba próxima; y bajo la gruta marina que iba a absorberte, una mortuoria claridad de basalto acogía el reflejo azulado de tu ataúd. 
          De pronto, la noche se oscureció y dejé de verte. Ibas a desaparecer. Entonces, levantando en las tinieblas mi brazo que oscilaba de delante hacia atrás, a guisa de faro remoto, brilló la piedra de mi sortija. Y bajo la tempestad que caía sobre nosotros, el fuego sombrío del rubí atrajo lentamente tu ataúd. 

lunes, 5 de agosto de 2013

HISTORIAS DE CRONOPIOS - JULIO CORTAZAR


JULIO CORTAZAR
HISTORIAS DE CRONOPIOS

 En el restaurante de los cronopios pasan estas cosas, a saber que un fama pide con gran concentración un bife con papas fritas, y se queda deunapieza cuando el cronopio camarero le pregunta cuántas papas fritas quiere.
          -¿Cómo cuántas? -vocifera el fama-. ¡Usted me trae papas fritas y se acabó, qué joder!
          -Es que aquí las servimos de a siete, treinta y dos, o noventa y ocho -explica el cronopio.
          El fama medita un momento, y el resultado de su meditación consiste en decirle al cronopio:
          -Vea, mi amigo, váyase al carajo.
         Para inmensa sorpresa del fama, el cronopio obedece instantáneamente, es decir que desaparece como si se lo hubiera bebido el viento. Por supuesto el fama no llegará a saber jamás dónde queda el tal carajo, y el cronopio probablemente tampoco, pero en todo caso el almuerzo dista de ser un éxito.

jueves, 11 de julio de 2013

SOBRE SI EXISTE DIOS - BERTOLT BRECHT


Sobre si existe un dios 
BERTOLT BRECHT

Alguien preguntó al señor K. si existía un dios. El señor K. respondió: 
—Te aconsejo que medites si tu comportamiento variaría según la 
respuesta que se diese a esa pregunta. Si permaneciese inalterable, la pregunta 
sería ociosa. Si, por el contrario, tu conducta variase, en tal caso puedo ayudarte 
diciendo que tú mismo habrías zanjado la cuestión: Efectivamente, necesitarías 
ese dios.