miércoles, 16 de julio de 2014

SMARTPHONE - GISELLE ARONSON


SMARTPHONE


Mi celular cuenta con un sistema predictivo de escritura: cuando presiono los botones, busca en un diccionario los términos posibles. Aunque sea una simple tecnología, sospecho que algo más ocurre. 
        Si yo tecleo “ansiedad”, el aparato escribe “sequedad”. Si ingreso “boca”, predice “viva”. Si intento con “piel”, refiere “pido”; escribo “horas”, el teléfono interpreta “gotas”. “Palabras” se convierte en “parajes”, “silencio” se vuelve “dolencia”. 
          Pero hay algo más extraño: si escribo “cerca”, aparece tu nombre. 

Giselle Aronson

No hay comentarios: